EL UNICAJA DISPUTARÁ SU TERCERA FINAL CONTINENTAL

Bendita locura

Nedovic celebra la victoria / Unicaja B. Fotopress15 años, 11 meses y 10 días o, lo que es lo mismo, 5.823 días desde que el Unicaja disputase el partido que le dio la Copa Korac en 2001. Desde entonces el conjunto malagueño no ha catado una final continental. Lo hará el próximo martes 28 de marzo, en una pista por determinar. Los de Plaza se han ganado por derecho propio luchar por entrar en la Euroliga en un partido rodado desde el principio, en el que sentenció la eliminatoria ante el Lokomotiv Kuban (74-63).

Mucho ha cambiado el panorama desde la eliminación copera ante el Barcelona hasta el partido de ayer ante el Lokomotiv Kuban. La confianza de la plantilla en el método Plaza está dando sus frutos y, sin haber sido el mejor equipo en la Eurocup, sí que lo ha sido cuando más importaba, en las eliminatorias y con el factor cancha en contra.

El ambiente previo al partido fue el de las grandes ocasiones. El encuentro lo merecía y así fue. Un nutrido grupo de aficionados recibió al equipo hora y media antes del inicio en la entrada al pabellón. Se respiraba el mismo ambiente que en 2007, cuando el Unicaja ganó al Barcelona para clasificarse para la Final Four. Más de 10.000 gargantas entonando al unísono el himno de Pablo López.

Así se entiende, pues, que el equipo saliese enchufado desde el primer minuto. Parcial de 9-0, merced a un triple de Dani Díez y dos de Nedovic, para encender aún más la caldera del Carpena. No se quedó ahí el trabajo pues, en uno de los mejores cuartos de la temporada, el conjunto de Plaza brilló y aniquiló al de Obradovic, que puso en pista a 11 jugadores durante los 10 primeros minutos.

Totalmente mentalizado de la baja de Musli, Omic se multiplicó en el partido. El esloveno vino para esto, para dar refresco al serbio y, para cuando no estuviese su compañero, ser de nuevo el de la temporada pasada en el Gran Canaria. Enchufado para con la grada, repartió bien el juego desde el poste bajo al alto. Al final de los 10 primeros minutos, el marcador era de 27 a 11 para los malagueños.

Quedaban, sin embargo, 30 minutos de sufrimiento y disfrute de los aficionados. El Lokomotiv no era tan malo como había demostrado los 50 minutos anteriores de la eliminatoria, y llegó a ponerse con sólo ocho de desventaja en la segunda parte. Pero si algo ha demostrado el Unicaja en las últimas semanas es un gen ganador, de los que no se arruga cuando vienen mal dadas.

El pitido final supuso un ejercicio de liberación. Nedovic, en plan MVP, abrió los brazos hacia la grada, soñando despierto, consciente de que tiene una oportunidad única para conseguir un título continental. Todo el plan de Plaza finalizará, en esta competición, a finales de marzo. Valencia o Hapoel Jerusalén, uno será el rival. Mientras tanto, el Carpena ya se llena para el 31 de marzo. A dos semanas quedan sólo 499 entradas para el lleno. Málaga volverá a vivir una final europea 16 años después.

Compartir

Comentarios (0)

    Comentar

    2000 caracteres restantes

    Cancelar o

    MALAGADEPORTES.COM se reserva el derecho de retirar todos aquellos comentarios y aportaciones que vulneren el respeto a la dignidad de la persona, que sean discriminatorios, xenófobos, racistas, que atenten contra la juventud o la infancia, el orden o la seguridad pública o que, a su juicio, no resultaran adecuados para su publicación. En cualquier caso, MALAGADEPORTES.COM no será responsable de las opiniones vertidas por los usuarios.